lunes, 3 de noviembre de 2014

PROPIETARIO MUERE AL DEFENDERSE DE VIOLENTO DESALOJO EN PERÚ

El propietario de una vivienda ubicada en la cuadra 5 de la prolongación Diego Ferré, en Cajamarca, murió al intentar evitar con palos, ladrillos y bombas molotov que la Policía Nacional efectúe una orden judicial de desalojo del predio que ocupó durante varios años.

Fidel Flores Vásquez (62) recibió un impacto de bala cuando pretendió impedir que los efectivos usaran una escalera para subir a la azotea del inmueble, donde se encontraba atrincherado, informó Canal N.

Uno de los hijos de Flores Vásquez se acercó para prestarle auxilio pero uno de los agentes le apuntó con su arma de fuego, mientras otros empezaron a golpearlo. Una mujer que también salió en defensa de la víctima fue agredida.

El hombre de 62 años fue llevado al hospital regional, donde dejó de existir. Los vecinos de la víctima, indignados por lo ocurrido, protestaron por la fuerza empleada por los agentes.

Momentos antes, Flores Vásquez suplicó al jefe de la Policía que no procediera con la medida judicial, por lo que la jueza había decidido suspender la orden de desalojo del inmueble.

El director de la policía, general PNP Jorge Flores Goicochea, indicó ayer también que los agentes solo tenían armas no letales. No obstante, en videos registrados en el lugar se observa a policías con escopetas de retrocarga. Además, se ve cómo uno de ellos apunta con su arma (no se sabe si fue una lanzadora de bombas lacrimógenas o un fusil) al hombre que murió.

Fiscalía confirma que fueron 60 perdigones los que mataron a Fidel Flores, en su intento de desalojarlo. El presidente Ollanta Humala dijo sentirse avergonzado por la intervención policial que acabó en muerte y pidió a los jueces analizar mejor los fallos. En Tanto, se suspendió a dos jefes policiales por la muerte del mecánico cajamarquino.

Pero el disparo no sólo acabó con la vida de Fidel Flores en un intento de desalojarlo de su casa si no que terminó impactando en el campo político y policial y se han desatado duros cuestionamientos, a dos instituciones encargadas de brindar las garantías del caso: la Policía y el Poder Judicial, quienes a la vista, no habrían cumplido con los protocolos que establecen las normas para este tipo de diligencias.

El excesivo uso de la fuerza ha avivado el debate sobre el mecanismo empleado por los agentes que debieron conservar el orden. Las armas solo debieron ser utilizadas en un caso de extrema necesidad. Si bien se ha dicho que fueron balas de goma, finalmente se debe decir también que incluso este tipo de armas debe manejarse adecuadamente, porque a corta distancia, ha quedado demostrado que pueden ser igual de mortales.

Según la necropsia, Fidel Flores murió por un traumatismo toráxico por proyectil de arma de fuego, los perdigones no se dispersaron, pues fueron disparados a escasos cuatro metros de la victima.
---

PASA LA VOZ, COMPARTE EN TUS REDES:


Compartir               Compartir               Compartir               Compartir
------------------------------------------------

#TodosSomosAyotzina: Protesta en honor a los 43 Normalistas desaparecidos

----------------------------------------------------------------------
----------------------------------------------------------------------